Ir al contenido principal Saltar al pie de página

FIFA 23 guia practica sobre las alineaciones y estrategias

Bienvenido a nuestro análisis en profundidad de las formaciones de FIFA 23, donde pretendemos ayudarte a descubrir el ajuste táctico perfecto para dominar a tus rivales. Cada formación ofrece sus propias ventajas y estrategias, por lo que es esencial conocer sus puntos fuertes y débiles. Tanto si aspiras a conquistar FUT Champions como a reinar entre tus amigos, esta guía te proporcionará los conocimientos necesarios para convertirte en un experto en tácticas de FIFA.

4-2-3-1 Estrecho

La formación 4-2-3-1 Estrecho combina opciones versátiles de ataque con estabilidad defensiva. Los dos centrocampistas centrales proporcionan una base sólida, mientras que el centrocampista ofensivo y los extremos ofrecen creatividad y penetración. El delantero solitario actúa como hombre gol o puede descolgarse para enlazar con los centrocampistas ofensivos. Esta formación se adapta a los jugadores que buscan un planteamiento equilibrado, capaz tanto de defender con solidez como de atacar con dinamismo.

4-2-3-1 Mejor táctica personalizada

Instrucciones para el jugador

  • Centrocampistas defensivos centrales: Permanecer atrás mientras se ataca
  • Centrocampista ofensivo central: Mantente adelantado
  • Centrocampistas ofensivos anchos: Vuelve a la defensa, quédate a lo ancho
  • Delantero: Mantente adelantado, métete detrás de las líneas.

Defensa:

  • Estilo defensivo: Equilibrado
  • Profundidad: 4 ó 5 barras (línea defensiva ligeramente más profunda)
  • Anchura: 4 ó 5 barras (mantienen la compacidad)

Ofensa:

  • Acumulación: Acumulación equilibrada o rápida (según sus preferencias)
  • Creación de azar: Por defecto o Equilibrada
  • Anchura: 5 ó 6 barras (proporcionan anchura para el juego de ataque)
  • Jugadores dentro del área: 4 ó 5 barras (aumentan la presencia ofensiva)
  • Esquinas: Por defecto o en Equilibrado
  • Tiros libres: Por defecto o en Equilibrado

Otras variaciones del 4-2-3-1 Estrecho

  1. La formación 4-2-3-1 Wide se centra en el juego ofensivo y la cobertura defensiva. Los extremos aportan amplitud y centros al área, mientras que el centrocampista ofensivo actúa en el centro, apoyando al delantero solitario. Los dos centrocampistas centrales ofrecen cobertura defensiva y contribuyen tanto en la fase ofensiva como en la defensiva. Esta formación es adecuada para jugadores que se desenvuelven bien por las bandas y dependen de la eficacia de los centros para crear ocasiones de gol.

4-4-2 Holding (Vieja escuela)

A veces, lo mejor es atenerse a los clásicos. La formación de contención 4-4-2, un elemento básico de la historia del fútbol, proporciona un equilibrio entre ataque y defensa. Con cuatro centrocampistas formando una línea sólida, esta formación permite un juego efectivo por las bandas y centros al área. Los dos delanteros aseguran una fuerte presencia ofensiva, por lo que es una opción atractiva para aquellos que prefieren un enfoque tradicional, sin tonterías.

4-4-2 Mejor táctica personalizada

Tácticas defensivas:

  • Estilo defensivo: Equilibrado
  • Anchura defensiva: 4 ó 5 barras (para mantener la compacidad)
  • Presión al tacto fuerte: 4 ó 5 bares (para aplicar una presión moderada)
  • Profundidad: 5 ó 6 barras (para mantener una línea defensiva equilibrada)

Tácticas ofensivas:

  • Estilo ofensivo: Equilibrado
  • Anchura: 5 ó 6 barras (para dar amplitud y estirar la oposición)
  • Jugadores en la caja: 5 ó 6 barras (para tener más jugadores en posición de anotar)
  • Córners y tiros libres: 3 o 4 barras (para posicionar a los jugadores para las oportunidades a balón parado)

Instrucciones para el jugador:

  • Delanteros: Permanecer en el centro, meterse atrás (para maximizar las carreras hacia delante)
  • Centrocampistas anchos: Permanecer anchos, meterse atrás (para dar amplitud y apoyar el ataque)
  • Centrocampistas centrales: Ataque equilibrado, Centro de cobertura (para mantener la presencia en el centro del campo)
  • Laterales: Ataque equilibrado, Superposición (para proporcionar amplitud y unirse al ataque cuando sea posible).
  • Centrales: Permanecer atrás mientras se ataca, Anchura equilibrada

Otras variantes del 4-4-2

  1. 4-4-2 Plano: encarna una asociación tradicional de dos delanteros y centrocampistas anchos. El centro del campo está formado por cuatro jugadores, lo que proporciona una estructura equilibrada y opciones tanto en el centro como en la banda. Los dos delanteros trabajan juntos para crear espacios y ocasiones de gol. Esta formación es idónea para jugadores que aprecien un planteamiento clásico, un fuerte juego de enlace entre los delanteros y centrocampistas anchos que puedan contribuir defensiva y ofensivamente.

3-1-4-2

La formación 3-1-4-2 proporciona un enfoque equilibrado del juego al combinar la solidez defensiva con la amplitud ofensiva. Con tres centrales que forman una sólida base defensiva, el medio centro defensivo actúa como escudo delante de la defensa. Los cuatro centrocampistas apoyan tanto al ataque como a la defensa, ofreciendo amplitud para los centros al área. Esta formación es ideal para quienes desean mantener una defensa compacta y, al mismo tiempo, disponer de suficientes opciones para contragolpes rápidos.

La mejor táctica personalizada 3-1-4-2

Tácticas defensivas:

  • Estilo defensivo: Equilibrado
  • Anchura defensiva: 4 ó 5 barras (para mantener la compacidad)
  • Presión al tacto fuerte: 4 ó 5 bares (para aplicar una presión moderada)
  • Profundidad: 5 ó 6 barras (para mantener una línea defensiva relativamente alta)

Tácticas ofensivas:

  • Estilo ofensivo: Equilibrado
  • Anchura: 5 ó 6 barras (para dar amplitud y estirar la oposición)
  • Jugadores en la caja: 5 ó 6 barras (para tener más jugadores en posición de anotar)
  • Córners y tiros libres: 2 ó 3 barras (para mantener la solidez defensiva)

Instrucciones para el jugador:

  • Delanteros: Mantenerse en el centro, meterse atrás
  • Centrocampistas ofensivos: Ataque equilibrado, Permanecer en el borde del área para centrar
  • Centrocampistas anchos: Permanecer abiertos, meterse atrás (para dar amplitud)
  • Centrocampista defensivo central: Permanecer atrás mientras se ataca, cortar las vías de pase
  • Centrales: Permanecer atrás mientras se ataca, Anchura equilibrada

Variaciones del 3-1-4-2

  1. 3-4-1-2: destaca en el fútbol basado en la posesión, centrándose en mantener el balón en el centro del campo. La asociación de dos delanteros añade otra capa de emoción a esta formación. Estos dos delanteros son el dúo dinámico, intercambiando posiciones constantemente, realizando carreras inteligentes y proporcionando una amenaza constante a cualquier defensa lo suficientemente tonta como para subestimarlos. Con el creativo número 10 alimentándoles de deliciosos balones en profundidad y astutos regates, sembrarán el caos en el área contraria como un par de máquinas de marcar goles. Esta formación es perfecta para los jugadores que prefieren el juego de construcción paciente, esperando oportunidades para enhebrar balones en profundidad y descerrajar defensas obstinadas.
  2. 3-4-2-1: opción popular entre los jugadores profesionales como variante ofensiva del 3-4-1-2. Presenta delanteros adicionales con un delantero centro y dos centrocampistas centrales, diseñados para partidos en los que tu objetivo es dominar y marcar varios goles. Sin embargo, esta formación sacrifica la estabilidad defensiva, dejándote vulnerable a los contraataques. Utilízala con prudencia, asegurándote de que tu equipo puede mantener el control del juego y, al mismo tiempo, estar atento a las transiciones defensivas.

3-4-3 Diamante

Con tres delanteros en punta, la formación 3-4-3 está diseñada para equipos que buscan una presión ofensiva implacable. Los laterales proporcionan amplitud y apoyo, mientras que el dúo de centrocampistas controla el centro del campo. En esta formación, los centrocampistas se encargan de apoyar el ataque, al tiempo que se repliegan defensivamente. La limitada cobertura defensiva con sólo tres centrales expone vulnerabilidades, por lo que es crucial garantizar una sólida protección del centro del campo. Utiliza esta formación si das prioridad a marcar más goles que tus rivales, pero asumes el riesgo de encajar más. Esta formación es la más adecuada para equipos con atacantes rápidos y habilidosos que puedan aprovechar los espacios y crear ocasiones de gol.

3-4-3 Tácticas personalizadas:

Instrucciones para el jugador:

  • Delantero centro: Mantente en el centro, métete atrás
  • Delanteros: Cortar por dentro, entrar por detrás
  • Centrocampistas centrales: Apoyo equilibrado
  • Laterales: Unirse al ataque, solaparse
  • Centrales: Por defecto o quedarse atrás si quieres un enfoque más defensivo.

Defensa:

  • Estilo defensivo: Equilibrado o Presión sobre Toque Pesado
  • Profundidad: 4 ó 5 barras (línea defensiva ligeramente más profunda)
  • Anchura: 4 ó 5 barras (mantienen la compacidad)

Ofensa:

  • Construir: Equilibrado o Posesión
  • Creación de azar: Equilibrado o Posesión
  • Anchura: 5 barras (proporcionan anchura a través de las aletas)
  • Jugadores dentro del área: 5 barras (aumentan la presencia ofensiva)
  • Córners: 3 barras (enviar más jugadores al área)
  • Tiros libres: 3 barras (enviar más jugadores al área)

3-4-3 Variaciones:

  1. 3-4-3 Plano: Anchura e intención goleadora: El 3-4-3 Plano está pensado para jugadores centrados en el juego ofensivo y las hazañas goleadoras. En esta formación, los centrocampistas se encargan de apoyar el ataque al tiempo que se repliegan defensivamente. La limitada cobertura defensiva con sólo tres centrales expone vulnerabilidades, por lo que es crucial garantizar una sólida protección del centro del campo. Despliega esta formación si das prioridad a marcar más goles que tus rivales, pero asumes el riesgo de encajar más.
  2. 3-5-1-1: Centros y contraataques rápidos: La formación 3-5-1-1 es ideal para los jugadores a los que les gusta centrar el balón al área o prefieren los contraataques rápidos. Con dos delanteros centro y un centrocampista ofensivo, esta formación crea oportunidades para penetrar a través de balones y genera rápidos contraataques. Elige esta formación cuando quieras explotar las bandas y enviar centros precisos o iniciar ataques rápidos por el centro.
  3. 3-5-2: Fútbol de posesión y ataques progresivos: La formación 3-5-2 es una opción popular para aquellos que buscan un fútbol basado en la posesión y ataques progresivos. Con dos delanteros en punta y un trío en el centro del campo que proporciona opciones de pase, ofrece superioridad numérica en el centro del campo. Los laterales aportan amplitud y pueden sumarse al ataque o proporcionar cobertura defensiva cuando sea necesario. Esta formación permite una construcción controlada, un juego paciente y una circulación eficaz del balón.

Ataque 4-3-3

La formación de ataque 4-3-3 se centra en la presión de alta intensidad y en las amplias amenazas ofensivas. Los tres delanteros presionan con agresividad a la defensa rival y crean pérdidas de balón. Los dos centrocampistas ofensivos proporcionan amplitud y tratan de estirar la defensa, mientras que el centrocampista central ofrece apoyo tanto en la fase ofensiva como en la defensiva. Esta formación es adecuada para jugadores a los que les gusta la presión implacable y las transiciones ofensivas rápidas.

4-3-3 Mejor Táctica Personalizada e Instrucciones

Instrucciones del jugador para 4-3-3:

  • Delantero centro: Permanecer central, hombre objetivo
  • Delanteros: Cortar por dentro, entrar por detrás
  • Centrocampistas centrales: Apoyo equilibrado
  • Laterales: Permanecer atrás mientras se ataca
  • Centrales: Por defecto o quedarse atrás si quieres un enfoque más defensivo.

Defensa:

  • Estilo defensivo: Equilibrado o Presión sobre Toque Pesado
  • Profundidad: 4 ó 5 barras (línea defensiva ligeramente más profunda)
  • Anchura: 5 barras (forma defensiva estrecha)

Ofensa:

  • Acumulación: Rápida acumulación
  • Creación de azar: Forma libre
  • Anchura: 5 barras (utilice el ancho hacia delante para la anchura)
  • Jugadores dentro del área: 6 barras (aumentan la presencia ofensiva)
  • Esquinas: 2 barras (mantener más jugadores atrás para la cobertura defensiva)
  • Tiros libres: 2 barras (mantener más jugadores atrás para la cobertura defensiva)

Variaciones adicionales del 4-3-3

  1. 4-3-3 Falso 9: cuenta con un falso delantero y movimientos ofensivos dinámicos. El delantero centro cae en profundidad, desubicando a los defensas rivales y creando espacios que pueden aprovechar los centrocampistas ofensivos y los extremos. Los tres mediocampistas centrales proporcionan una base sólida y contribuyen tanto a la fase defensiva como a la ofensiva. Esta formación se adapta a los jugadores que disfrutan con los movimientos intrincados, los pases rápidos y los intercambios de posición.
  2. 4-3-3 Plano: ofrece un centro del campo equilibrado y amplias amenazas ofensivas. Los tres centrocampistas centrales aportan estabilidad y controlan el centro del campo, mientras que los extremos se adelantan para enviar centros y recortar hacia dentro para crear ocasiones de gol. El delantero solitario actúa como eje del ataque, sirviendo de diana para los centros y los balones en profundidad. Esta formación es adecuada para los jugadores que buscan una combinación de control del centro del campo y juego ofensivo.
  3. 4-3-3 Holding: hace hincapié en la estabilidad defensiva y la posesión controlada. Los tres centrocampistas centrales trabajan juntos para dominar el centro del campo y facilitar la circulación del balón. Los laterales aportan amplitud y cobertura defensiva, mientras que el delantero solitario lidera la línea, conteniendo el juego e implicando a los centrocampistas en el ataque. Esta formación es ideal para jugadores que priorizan el control del balón, la construcción paciente y una sólida estructura defensiva.

4-3-2-1 (La formación del árbol de Navidad)

La formación 4-3-2-1, también conocida como la formación del Árbol de Navidad, ofrece un centro del campo compacto y un único delantero en la delantera. Los dos centrocampistas ofensivos proporcionan apoyo creativo al único delantero, mientras que los tres centrocampistas centrales controlan el ritmo y dictan el juego. Esta formación es perfecta para los equipos que destacan por la rapidez de sus pases, la complejidad de sus movimientos y el intercambio de posiciones.

La mejor táctica personalizada 4-3-2-1:

Instrucciones para el jugador

  • Centrocampistas defensivos centrales: Permanecer atrás mientras se ataca
  • Centrocampista ofensivo central: Mantente adelantado
  • Centrocampistas ofensivos anchos: Vuelve a la defensa, quédate a lo ancho
  • Delantero: Mantente adelantado, métete detrás de las líneas.

Defensa:

  • Anchura defensiva: 65
  • Profundidad defensiva: 50
  • Estilo defensivo: Equilibrado
  • Profundidad: 4 ó 5 barras (línea defensiva ligeramente más profunda)
  • Anchura: 4 ó 5 barras (mantienen la compacidad)

Ofensa:

  • Anchura ofensiva: 50
  • Profundidad ofensiva: 55
  • Acumulación: Acumulación equilibrada o rápida (según sus preferencias)
  • Creación de oportunidades: Pase directo
  • Anchura: 5 ó 6 barras (proporcionan anchura para el juego de ataque)
  • Jugadores dentro del área: 4 ó 5 barras (aumentan la presencia ofensiva)
  • Esquinas: Por defecto o en Equilibrado
  • Tiros libres: Por defecto o en Equilibrado

Variación 4-3-1-2:

4-3-1-2: cuenta con un sólido triángulo en el centro del campo y una pareja de delanteros. Los tres centrocampistas centrales controlan el mediocampo, ofreciendo tanto cobertura defensiva como apoyo ofensivo. El centrocampista ofensivo actúa en el hueco, enlazando con los dos delanteros y creando ocasiones de gol. Esta formación se adapta a los jugadores que valoran el dominio del centro del campo y buscan una estructura ofensiva compacta.


4-1-2-1-2 Estrecho (Contraataque)

Posiblemente una de las formaciones más meta del juego, el 4-1-2-1-2 Estrecho es conocido por su defensa compacta y su rápido juego combinativo. Con un único centrocampista defensivo protegiendo la defensa, dos centrocampistas centrales controlan el mediocampo y proporcionan opciones de pase. El centrocampista ofensivo actúa en el hueco, enlazando con los dos delanteros para crear oportunidades de gol. Esta formación se adapta bien a los jugadores que prefieren los pases cortos e intrincados y los uno contra uno rápidos para romper las defensas obstinadas.

La mejor táctica personalizada 4-1-2-1-2

  • Estilo defensivo: Equilibrado
  • Anchura defensiva: 65
  • Profundidad defensiva: 50
  • Juego ofensivo de acumulación: Equilibrado
  • Creación de oportunidades ofensivas: Pases directos
  • Anchura ofensiva: 65
  • Jugadores Dentro del área: 4
  • Esquinas: 3
  • Tiros libres: 2

4-1-2-1-2 Variación ancha

La formación ancha 4-1-2-1-2 está hecha a medida para los jugadores que buscan el equilibrio en el campo. Te permite explotar la anchura del campo manteniendo una fuerte presencia central. Esta versatilidad mantendrá a tus adversarios a la expectativa y te dará múltiples vías para lanzar ataques. Así que, si eres un jugador tácticamente astuto que anhela una formación que combine amplitud, dominio del centro del campo y una potente fuerza ofensiva, el 4-1-2-1-2 Ancho es tu billete dorado. Cálzate las botas virtuales, salta al campo digital y deja que empiecen los fuegos artificiales mientras desatas el poder de esta formidable formación.


4-2-4 (El fregadero)

Si estás dispuesto a asumir riesgos y a ir a por todas en ataque, la formación 4-2-4 es tu arma preferida. Con cuatro delanteros que presionan con agresividad, ejerce una enorme presión sobre la defensa rival. Los dos centrocampistas centrales actúan como escudo y proporcionan apoyo cuando es necesario. Esta formación es perfecta para los equipos que dan prioridad a marcar goles frente a la estabilidad defensiva. Prepárate para marcar muchos goles, pero también para encajar muchos goles si planeas utilizar esta formación.

La mejor táctica 4-2-4 personalizada

Instrucciones del jugador para 4-2-4:

  • Ambos delanteros: Mantente adelante, métete atrás
  • Centrocampistas anchos: Adelantarse, meterse atrás
  • Centrocampistas centrales: Apoyo equilibrado
  • Laterales: Equilibrado
  • Centrales: Por defecto o sumarse al ataque si quieres un enfoque más ofensivo.

Defensa:

  • Estilo defensivo: Presión tras pérdida de posesión o presión constante
  • Profundidad: 3 ó 4 compases (línea defensiva más alta)
  • Anchura: 5 barras (forma defensiva estrecha)

Ofensa:

  • Acumulación: Rápida acumulación
  • Creación de azar: Forma libre
  • Anchura: 7 barras (reparte el ataque y utiliza zonas amplias)
  • Jugadores dentro del área: 7 u 8 barras (aumentan la presencia ofensiva)
  • Córners: 3 barras (enviar más jugadores al área en las jugadas a balón parado)
  • Tiros libres: 3 barras (enviar más jugadores al área para las jugadas a balón parado)

4-5-1

Para los que prefieren un planteamiento defensivo, la formación 4-5-1 ofrece estabilidad y compacidad. Con cinco centrocampistas que cubren la defensa, puede resultar difícil para los rivales encontrar espacios que aprovechar. El delantero solitario actúa como blanco de los contraataques, lo que hace que esta formación sea eficaz para los equipos de mentalidad defensiva.

4-5-1 Mejor táctica personalizada:

Tácticas defensivas:

  • Estilo defensivo: Equilibrado
  • Anchura defensiva: 4 ó 5 barras (para mantener la compacidad)
  • Presión al tacto fuerte: 4 ó 5 bares (para aplicar una presión moderada)
  • Profundidad: 4 ó 5 barras (para mantener una línea defensiva equilibrada)

Tácticas ofensivas:

  • Estilo ofensivo: Equilibrado
  • Anchura: 5 ó 6 barras (para dar amplitud y estirar la oposición)
  • Jugadores en el área: 3 ó 4 barras (ya que sólo hay un delantero)
  • Córners y tiros libres: 3 o 4 barras (para posicionar a los jugadores para las oportunidades a balón parado)

Instrucciones para el jugador:

  • Delantero: Hombre objetivo (para retener el balón y poner a otros en juego)
  • Centrocampistas anchos: Vuelven en defensa, ataque equilibrado (para proporcionar cobertura defensiva y contribuir al ataque)
  • Centrocampistas centrales: Ataque equilibrado, centro de cobertura (para mantener la presencia en el centro del campo y apoyar tanto a la defensa como al ataque)
  • Laterales: Ataque equilibrado, Superposición (para dar amplitud y sumarse al ataque cuando sea posible).
  • Centrales: Permanecer atrás mientras se ataca, amplitud equilibrada

Variaciones 4-5-1

Ataque 4-5-1: Ofrece apoyo al mediocampo ofensivo y una sólida forma defensiva. Los cinco centrocampistas proporcionan una estructura compacta y equilibrada, con los centrocampistas ofensivos empujando hacia adelante para apoyar al delantero solitario. Los centrocampistas contribuyen tanto a las tareas defensivas como a los movimientos ofensivos. Esta formación es adecuada para jugadores que valoran la solidez defensiva, la presión eficaz y los centrocampistas capaces de crear y marcar goles.


5-2-3 (Aparca el autobús)

Cuando la defensa es tu máxima prioridad, la formación 5-2-3 se convierte en tu mejor amiga. Déjanos explicarte por qué Aparca el autobús es una táctica popular en el fútbol. Con cinco defensas formando una línea defensiva sólida como una roca, es increíblemente difícil que los rivales la atraviesen. Los tres centrocampistas actúan como puente entre la defensa y el ataque, apoyando a los dos delanteros. Aunque a esta formación le falte un poco de talento ofensivo, es una fortaleza que puede frustrar a los rivales. Sí, amigo mío, desplegar la formación 5-2-3 en línea es un golpe maestro que llevará a tus adversarios al borde de la locura. Te convertirás en la pesadilla de su existencia digital, un villano virtual que se alimenta de su furia. Prepárate para una avalancha de mensajes furiosos, acusaciones de trampas y súplicas para que "juegues limpio". Si te atreves a abrazar el lado oscuro de las tácticas de FIFA, prepárate para deleitarte con el caos que crearás. Disfruta de la locura, saborea la furia en línea y disfruta sabiendo que has conseguido irritar a tus rivales con la formación más defensiva del juego.

5-2-3 Mejor táctica personalizada

Estilo defensivo:

  • Presión en los toques fuertes: Ejercer una presión agresiva sobre el adversario cuando realice toques fuertes, con el objetivo de forzar pérdidas de balón y recuperar la posesión rápidamente.
  • Anchura: Ajusta la anchura defensiva a estrecha, asegurándote de que tus tres centrales y dos laterales permanezcan juntos para formar un bloque defensivo compacto.
  • Profundidad: Ajusta la profundidad en función de tus preferencias y del estilo de juego del rival. Una línea defensiva ligeramente más profunda puede ayudar a contrarrestar a los rivales rápidos, mientras que una línea más alta puede comprimir el juego y reducir el espacio del rival.

Estilo ofensivo:

  • Acumulación equilibrada o rápida: elige entre acumulación equilibrada o rápida en función del estilo de juego que prefieras. La acumulación equilibrada permite un juego de posesión más controlado, mientras que la acumulación rápida se centra en transiciones de ataque rápidas.
  • Anchura: establece la anchura ofensiva predeterminada o ligeramente superior para estirar la defensa rival y crear espacios que puedan aprovechar tus laterales y delanteros extremos.
  • Jugadores en el área: Aumenta el número de jugadores en el área para maximizar las opciones de ataque durante los centros y recortes de tus laterales y delanteros extremos.

Instrucciones para el jugador:

  • Laterales: Ordene a sus laterales que se incorporen al ataque, proporcionando amplitud y opciones de desborde por las bandas. Sin embargo, ten en cuenta sus responsabilidades defensivas y asegúrate de que se repliegan cuando sea necesario.
  • Centrocampistas centrales: Coloca a un centrocampista central en la retaguardia mientras ataca para proporcionar cobertura defensiva y apoyar a la defensa, mientras que al otro se le puede dar más libertad ofensiva para contribuir a la acumulación y unirse al ataque.
  • Delanteros: Instruye a tus delanteros extremos para que corten hacia dentro y lleguen al área en busca de oportunidades de gol. Esto les permitirá correr hacia el centro y estar en posición de finalizar las ocasiones.
  • Delantero: Considere la posibilidad de situar a su delantero como hombre objetivo para detener el juego, incorporar a otros al ataque y crear oportunidades de gol.

Variaciones 5-2-3

  1. 5-2-1-2: Utiliza un sistema de tres centrales y laterales superpuestos. Los dos centrocampistas centrales controlan el mediocampo, mientras que los laterales proporcionan amplitud en ataque y cobertura defensiva en defensa. Los dos delanteros se asocian para aprovechar los espacios y crear ocasiones de gol. Esta formación es ideal para los jugadores que aprecian la solidez defensiva, la amplitud en ataque y la superposición de los laterales.
  2. 5-2-3: enfatiza la estabilidad defensiva y las amenazas ofensivas amplias. Los tres defensas centrales proporcionan una sólida base defensiva, mientras que los laterales ofrecen amplitud y apoyo ofensivo. Los dos centrocampistas centrales proporcionan un equilibrio entre la cobertura defensiva y la distribución del balón. Los tres delanteros se centran en estirar la defensa rival y crear ocasiones de gol. Esta formación es ideal para los jugadores que dan prioridad a la solidez defensiva, la amplitud del juego de ataque y las transiciones rápidas.
  3. 5-4-1 Diamante: Similar a la formación 5-3-2, el 5-4-1 se centra en la solidez defensiva. Con cinco defensas formando una línea profunda, es difícil que los rivales encuentren huecos. Los cuatro centrocampistas proporcionan apoyo tanto en la fase defensiva como en la ofensiva, mientras que el delantero solitario actúa como objetivo de los contraataques. Esta formación es ideal para los equipos que buscan frustrar a sus rivales y atacarles a la contra.

Menciones honoríficas:

4-4-1-1

En esta formación, un delantero solitario recibe el apoyo de un centrocampista ofensivo que juega justo detrás. Los cuatro centrocampistas aportan amplitud y apoyo tanto defensiva como ofensivamente. Esta formación se adapta bien a los equipos que priorizan el control y la posesión, ya que permite pases rápidos y movimientos inteligentes.

4-1-3-2

Una de las mejores formaciones del momento, el 4-1-3-2, ofrece estabilidad defensiva y un potente potencial de contraataque. El único centrocampista defensivo cubre la defensa, mientras que los tres centrocampistas centrales contribuyen tanto defensiva como ofensivamente. Con dos delanteros, las transiciones rápidas y los contraataques letales se convierten en el sello distintivo de esta formación. Utiliza esta configuración para asfixiar a tus rivales y golpear con decisión al contragolpe.

4-1-4-1

El 4-1-4-1 es una buena formación en determinadas situaciones complicadas, ya que hace hincapié en una sólida estructura defensiva y en el control del centro del campo. Con un centrocampista de contención protegiendo la retaguardia, los cuatro centrocampistas proporcionan un equilibrio entre apoyo ofensivo y cobertura defensiva. El delantero solitario actúa como centro del ataque, manteniendo el juego e implicando a los centrocampistas en la construcción. Esta formación es ideal para los jugadores que dan prioridad a la solidez defensiva y al dominio del centro del campo.

4-2-2-2

La formación 4-2-2-2 cuenta con un centro del campo equilibrado y una doble amenaza goleadora. Los dos centrocampistas centrales trabajan en tándem para controlar el centro del campo, mientras que los dos centrocampistas ofensivos apoyan a los delanteros y contribuyen tanto a marcar goles como a crear juego. Esta formación ofrece versatilidad en ataque y estabilidad en el centro del campo, lo que satisface a los jugadores que prefieren un planteamiento completo.

Dominar los entresijos de las formaciones de FIFA 23 puede darte una ventaja estratégica. Experimenta con diferentes configuraciones, adáptate a los estilos de juego de tus rivales y afina tus tácticas para alcanzar el éxito en el campo virtual. Recuerda que comprender el papel de tus jugadores dentro de la formación elegida es crucial para el éxito. Con esta completa guía, ya posees los conocimientos necesarios para liberar todo el potencial de las formaciones de FIFA 23. Así que salta al campo, aplica tus tácticas y disfruta de la victoria en el mundo de FIFA.

wereld van FIFA.

Sobre el autor

Alex Cabal

Soy un ludópata al que le encanta apostar a casi todo, desde fútbol, deportes electrónicos, ruleta, tenis e incluso concursos de bofetadas. Si se puede apostar por ello, puedes estar seguro de que me he arriesgado.